• C.Romero

EL VALOR DE SU MIRADA

Actualizado: 22 de ago de 2019

A propósito del día mundial de concientización sobre el autismo,

declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas y celebrado el

dos de abril, me pareció interesante compartir con ustedes algunas ideas.

Hoy en día hay muchísimo material disponible acerca del Trastorno

del Espectro Autista (TEA). Podríamos decir a grandes rasgos, que las

personas con este trastorno presentan dificultades fundamentalmente en

tres áreas: respecto del desarrollo de habilidades sociales; respecto de la

comunicación y de los comportamientos.

Si bien mi hijo no presenta TEA, sí he notado a lo largo de los años

que se daban en él algunas conductas que podrían ser de corte autista.

Algunas de ellas, tal vez llamaban mi atención o la de algún familiar o amigo.

En otras oportunidades, fueron los profesionales que trabajaban con él en

las distintas terapias los que las han advertido.

La primera que observamos fue la dificultad de establecer contacto

visual. La mirada esquiva, difícil de encontrar, fue uno de los grandes

desafíos a trabajar con Franco y que lo seguimos trabajando a lo largo de

los años y aún hoy.

Fran comenzó desde muy chiquito a realizar tratamiento de

estimulación temprana. Más adelante comenzó con psicomotricidad y luego

fonoaudiología neurolingüística. En todos estos espacios de tratamiento se

priorizó que él pudiera establecer contacto visual con el otro.

¿Y por qué esto es tan importante? Yo lo visualizo como el punto de

partida: cuando puedo mirarte te incluyo; intento decirte; quiero jugar con

vos y que juegues conmigo; quiero que seas parte de mi mundo.

Así, poco a poco, a través del juego y de las distintas terapias Fran

fue progresando mucho en este aspecto conectándose cada vez más con los

demás. Pero es un trabajo constante, que no hay que descuidar.

Es interesante poder estar atentos como papás y observar si

nuestros hijos presentan conductas o actitudes que los desconectan del

mundo exterior. Por ejemplo, estar ensimismados con un objeto, repetir

movimientos que parecieran no tener sentido, o lo que mencionábamos más

arriba de evitar el contacto visual. Para ellos, es fundamental el trabajo con

el equipo terapéutico para lograr conectarse con los demás. Y para nosotros

como papás tiene un valor incalculable contar con asesoramiento profesional

que nos ayude a saber cómo convocarlos, como “traerlos de vuelta”.

Pero el tratamiento y el asesoramiento sin el amor y la paciencia no

alcanzan. Nosotros lo sabemos, y por eso lo intentamos una y otra vez, cada

día. Porque sabemos lo que significa el valor su mirada. El momento en que se

da esa conexión de sus ojitos con los tuyos, produciéndose ese mágico lazo

que no necesita palabras.

141 vistas4 comentarios

Padres x Rubinstein-Taybi tiene como objeto brindar un servicio a la comunidad y no persigue fines de lucro.

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram